NORMANDÍA, FRANCIA.- Durante los últimos tiempos, de manera constante hemos oído hablar de automóviles a energía solar… ¿pero qué tal carreteras de este tipo? Este jueves, Francia inauguró en Normandía, el primer tramo de carretera del mundo construida con pavimento formado por placas fotovoltaicas, que generan electricidad a partir de la luz solar.

Cierto, existen esfuerzos semejantes en otras naciones, como Holanda por ejemplo, donde desde hace un año, existe una ciclovía con superficie de rodado de placas solares. Sin embargo, el tramo de Tourouvre-au-Percheen es el primero en todo el mundo abierto al tránsito de vehículos a motor.

Los promotores del proyecto destacan que el tipo de paneles solares utilizados están especialmente concebidos para soportar el peso de cualquier vehículo, incluido el de camiones, y garantizar la adherencia de los neumáticos.

En la primera fase, el proyecto ahora estrenado podrá alimentar el alumbrado público de un pueblo de 5.000 habitantes. Esta experiencia se enmarca en un proyecto de las autoridades francesas que podría extenderse en los próximos años a 1.000 kilómetros de carreteras.

Naturalmente, un desarrollo de este tipo, no ha sido ajeno a las controversias, especialmente de parte de organizaciones ecológicas, las cuales consideran que 5 millones de euros, es un costp demasiado elevado, para la cantidad de energía que puede producir. La administración y las empresas relacionadas a este trabajo, esperan que este tipo de proyectos sea rentable a partir de 2020.

jcrh