FRANCIA,- La alopecia es un malestar que incomoda tanto a hombres como mujeres, por ello en un buen porcentaje, las damas recurren a las extensiones para crear la impresión de una cabellera abundante y en los hombres ocultar de menor manera la calvicie, sin embargo no todo está perdido.

Ahora L’Oreal se ha propuesto imprimir folículos pilosos con la ayuda de la empresa francesa Pietis, de esta manera la calvicie puede tener una solución con ayuda de la tecnología.

La calvicie se ha convertido con los años en un negocio muy rentable para la industria: lociones, trasplantes, injertos, pelucas… Las opciones son infinitas y los resultados, en muchos casos, inexistentes. De esa desesperación nace un nuevo método que promete resultados sorprendentes. La impresora 3D podría ayudar combatir esa indeseable pérdida de cabello.

L’Oreal, que ha firmado una colaboración exclusiva con la empresa francesa Poietis para la investigación de la bioimpresión del cabello, se ha propuesto bioimprimir folículos pilosos con el fin de que pueda brotar así el pelo de nuevo. El tejido impreso debe madurar durante tres semanas antes de que pueda utilizarse en los test.

“Varios equipos en el mundo ya han intentado reconstruir este órgano y han fracasado. Hoy, gracias tanto a nuestro mayor conocimiento del cabello como al progreso tecnológico, tenemos todo cuanto necesitamos para afrontar este desafío con una probabilidad real de éxito”, aseguran diferentes investigadores en un vídeo difundido por la compañía a través de YouTube.

Sin embargo, habrá que esperar un tiempo para conocer los resultados de la investigación que, por el momento, parece ser revolucionaria.

r3