TOKIO, JAPÓN.- ¿Quieres mejorar tus habilidades en el ping-pong? Entonces, te conviene hacerte de Forpheus, el primer robot instructor de tenis de mesa, capaz de evaluar el nivel de su contrincante y adaptar su modo de juego. Siendo este deporte, uno de los favoritos en Asia, sobre decir que se ha convertido en la gran atracción de la feria tecnológica CEATEC.

Con 2.7 metros de altura y con forma de araña de tres patas, este robot por lo pronto, este lunes se hizo merecedor de su certificado Récord Guinness como el “primer robot instructor de tenis de mesa”.

Con el fin de evaluar las habilidades de sus oponentes, a Forpheus se le ha dotado de un sistema de aprendizaje secuencial, para clasificar a sus rivales como “principiante”, “intermedio” o “avanzado”.

También se le ha equipado con cámaras y sensores. Este robot del fabricante de componentes electrónicos Omron, es una versión mejorada a la que se presentó en la pasada edición de la feria -una de las mayores del mundo- y tiene como misión el “promocionar el desarrollo mutuo entre el humano y la máquina”, de acuerdo con un comunicado de la empresa.

La inteligencia artificial (IA) que posee permite al aparato adaptar los parámetros para controlar la devolución de la pelota sobre la mesa de juego con una precisión de 5 centímetros -frente a los 10 centímetros de un año antes-, y además se ha pulido la tecnología 3D de reconocimiento de la bola.

El terminal puede incluso devolver la pelota en ángulos impredecibles, “ayudando a pulir las habilidades de oponentes bien capacitados”, expuso la compañía. Originalmente creado en 2013, Forpheus, puede calcular variables como la velocidad y la rotación de la pelota, y la resistencia del aire.

jcrh