ESTADOS UNIDOS.- Valkyrie, es el nombre del más nuevo y ambicioso robot de la NASA. Su principal misión, preparar el camino del hombre, rumbo a una misión tripulada al planeta Marte, la cual se tiene planeada para el año 2030.

Este humanoide, pesa 125 kilos y tiene una estatura de 1.85 metros, ha sido desarrollado de manera conjunta entre la NASA y la Universidad de Edimburgo. Aunque el Valkyrie puede andar sobre dos piernas y realizar movimientos básicos, los expertos en Edimburgo tratarán de mejorar su capacidad de maniobra y de caminar, así como dotarlo de sensores que le ayuden a dar sentido a su entorno.

El objetivo final es que el robot tenga la capacidad de interactuar de cerca y de forma segura con los seres humanos y otras máquinas cuando sea enviado por delante de las primeras misiones tripuladas al llamado planeta rojo.

Valkyrie, uno de los tres prototipos humanoides que existen en el mundo y el único en Europa, y “su desarrollo, es un enorme desafío en materia robótica”, afirma el profesor Sethu Vijayakumar, director del Centro de Robótica de Edimburgo. Se espera que el androide pueda trabajar junto a personas o llevar a cabo tareas de alto riesgo en el lugar de ellas y viajar a Marte muchos años antes de que lo hagan los seres humanos para realizar tareas preparatorias en el terreno y mantener el equipo allí.

Los preparativos para lo que sería su futura misión a Marte serán conducidos en las instalaciones de la Universidad de Edimburgo, a donde el robot llegó para ser mejorado durante los próximos cinco años. La NASA construyó el hardware básico del androide antes de enviarlo a la Universidad de Edimburgo, la cual tiene una reputación mundial para el diseño de sistemas robóticos “inteligentes”.

Valkyrie cuenta con 200 sensores, 28 articulaciones y cuatro cámaras. Sus brazos son intercambiables y tiene una batería con una hora de autonomía.