SUECIA,- Una aplicación para smartphone aseguran que es el futuro de los métodos de planificación familiar, es un diseño de la física Elina Berglund. En una entrevista con Wired la científica detalla que el proyecto inició cuando ella era parte del grupo de investigadores de la Organización Europea para la Investigación Nuclear.

Se encontraban investigando la existencia de la partícula de Higgs mediante el uso del Gran Colisionador de Hadrones.

“Quería darle a mi organismo un respiro de tomar la píldora, pero no encontraba un método suficientemente efectivo de controlar la natalidad, así que probé a desarrollar un algoritmo”, explicó Berglund.

Ese algoritmo se basa en los mismos métodos estadísticos que permitieron detectar el Bosón de Higgs, y toma en cuenta un dato muy fiable: la temperatura corporal. “Cuando el organismo de la mujer termina de ovular, su temperatura corporal sube 0,45 grados celsius durante los días fértiles”, detalló Elina Berglund.

Usando ese dato la doctora en física desarrolló una aplicación que determina con una precisión del 99.5 por ciento, si ese día la mujer puede quedarse embarazada o no.

El nombre de la app es Natural Cycles , está disponible para dispositivos IOS y Android, para usarlo sus usuarias deben de ingresar diariamente la información de su temperatura corporal, el costo de la misma es de 159 peso al mes, actualmente cuentan con 100 mil mujeres usando la aplicación.

Para comprobar la efectividad de la app, hasta el momento se han realizado dos ensayos clínicos. El primero de ellos se publicó en The European Journal of Contraception & Reproductive Health Care, y probó la herramienta en 317 mujeres; el segundo, en la misma revista, se aplicó en más de 4.000.

Durante el estudio ocurrieron 143 embarazos no deseados. Solo 10 de ellos tuvieron lugar en días en los que la aplicación daba como infértiles. El resto corresponden a errores humanos a la hora de usar la aplicación.

En ambos casos, resultó un buen predictor de los días fértiles, aunque la física reconoce que hay “métodos más eficaces”. El problema, reconoce, no está en el fallo de sus datos, sino en el “uso típico de la aplicación, que requiere tomarse la temperatura a diario para detectar el ligero incremento que se produce en los días fértiles”.
r3