CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS.- Pese a que en días pasados, uno de sus autos con función de piloto automático, se vio envuelto en un accidente mortal, Elon Musk, director ejecutivo de Tesla Motors indicó que no desactivará esta capacidad en sus modelos S.

Por el contrario, el magnate indicó que su empresa redoblará esfuerzos, a fin de explicar a los usuarios cómo usar la herramienta Autopilot y lo que se espera que hagan los usuarios una vez que lo activan. “Mucha gente no entiende qué es y cómo lo activas”, aseguró Musk quien tiene completa certeza de que el piloto automático es un sistema que ayuda a salvar vidas.

Sin embargo, la seguridad del sistema de Tesla está siendo cuestionada a raíz del accidente sufrido por uno de sus vehículos Model S en Florida cuando el Autopilot no identificó a un camión que se cruzó en el tránsito, provocando un choque que terminó con la muerte del conductor, Joshua Brown, de 40 años. “Ni el piloto automático ni el conductor notaron el lado blanco del tractor-remolque en un cielo muy brillante y no se activaron los frenos”, explicó Tesla.

La Agencia Nacional de Seguridad en el Transporte de EEUU (NHTSA) realiza una investigación para aclarar los detalles del siniestro. La agencia reguladora se concentra en el sistema de frenos de emergencia y el sistema de alerta de colisión frontal que aparentemente no respondieron según lo previsto. Tesla ha insistido en que se trata de la primera vez en la que se produce un accidente mortal en los más de 209 millones de kilómetros recorridos por sus vehículos desde que se activó el sistema de piloto automático.

La firma destaca que el Autopilot o piloto automático,  no viene activado en sus vehículos “de fábrica” y requiere el consentimiento “explícito” por parte del conductor antes de la activación de la herramienta, que aún está en “beta”. Cuando el piloto automático se activa “el vehículo recuerda al conductor que debe de mantener siempre las manos en el volante y estar preparado para asumir las riendas en cualquier momento”, insistió Tesla a finales del mes pasado.

Por otro lado, la NHTSA mandó un comunicado a Tesla pidiendo más información sobre cómo funciona su Autopilot y los datos que la empresa tiene de los accidentes relacionados a la función. La compañía informó dos choques más relacionados a la función, sin víctimas fatales involucradas. El más reciente, ocurrido en Montana afectó a dos personas que iban a bordo de un auto Model X que se salió del camino y chocó con un poste.

Un portavoz de Tesla indicó que, pese a las advertencias hechas en dos ocasiones, el conductor no tenía las manos en el volante (puede identificar esto a través de sensores de fuerza). El conductor por su parte, indicó a la cadena CNN que las advertencias fueron hechas en inglés y él habla mandarín.

jcrh