Físicamente no son bonitas, tienen muchas patas y se caracterizan por ser de color negro, aunque hay de varios colores, y para algunos son una fuente de miedo irracional, así son las araña.

Ahora, los cientí cos han encontrado que las arañas te puede oír desde el otro lado de una habitación. El descubrimiento fue una sorpresa ya que, tecnicamente, las arañas no tienen oídos. Sin embargo, las últimas investigaciones muestran que los pelos en las piernas de araña son tan sensibles que pueden detectar el habla humana desde varios metros de distancia.

Paul Shamble, un aracnólogo que dirigió la investigación en la Universidad de Cornell, dijo que el hallazgo es emocionante, ya que anula la idea de que el mundo de los arácnidos está dominado por la vista y el tacto.

“Sorprendentemente encontramos que también poseen un agudo sentido de la audición y pueden oír sonidos a distancias mucho más lejanas de lo que se pensaba, a pesar de que carecen de oídos con los tímpanos típicas de la mayoría de los animales con audición de larga distancia”.

Shamble y sus colegas hicieron el descubrimiento después de tener éxito en la toma de registros eléctricos directos de los cerebros de arañas saltadoras de América del Norte. Esta fue una proeza técnica porque el cuerpo de la araña es presurizado como un neumático in¡ado, lo que signi ca que los intentos anteriores para grabar desde el cerebro, causaba que la araña estallara tan pronto como se le perforó un agujero en la capa exterior.

El equipo había iniciado la investigación para saber cómo las criaturas procesan la información visual, pero durante el proceso se ideron cuenta que sus cerebros respondian cuando la silla se movía

“Eso fue notable porque lo que se conocía hasta ese momento era que las arañas no podían oír sonidos”, contó el profesor Ronald Hoy, el autor principal del trabajo que se publica en la revista Current Biology.

Parece ser que el sentido del oído de las arañas parecía depender de los pelos minúsculos en sus patas delanteras, cuando los cientí cos colocaron gotas de agua en las piernas de la araña para amortiguar las vibraciones de los pelos, las neuronas auditivas en el cerebro dejaron de disparar respuestas a los sonidos.

Las investigaciones posteriores mostraron que las arañas podían oír aplausos de más de cinco metros de distancia y que eran más sensibles a las frecuencias bajas (alrededor de 80-130Hz), que corresponderían con los aleteos de avispas parasitoides, un depredador de arañas saltadoras, o el tono de una voz masculina muy profundo.

La experiencia sensorial global probablemente sería mucho menos rica que la de los humanos. “Probablemente suena como una conexión telefónica muy mal”, dijo Shamble. “Se puede decir, probablemente, que usted está hablando a través del cuarto, pero ciertamente lo están escuchando a usted”.

aegm.