LONDRES, INGLATERRA.- El primer latido del corazón de un humano, tiene lugar 16 días después de la concepción, de acuerdo con investigadores de la British Heart Foundation. Para llegar a esta conclusión, los científicos estudiaron el desarrollo del corazón del ratón y descubrieron que las contracciones comenzaban cuando se formaba una estructura conocida como creciente cardiaco, tan solo 7.5 días después de la fecundación, y no más tarde, como se pensaba hasta ahora.

Este trabajo, publicado en la revista eLife, indica que se emplearon marcadores fluorescentes, moléculas brillantes que se unen a tejidos, para rastrear el flujo de una sustancia fundamental en el proceso de contracción del corazón: los iones de calcio.

Gracias a esto, el equipo pudo ver en qué momento los iones inducían las contracciones coordinadas de las células cardiacas, o sea, el primer latido.

Descubrir cuándo late el corazón por primera vez y qué problemas pueden surgir en el desarrollo cardiaco, nos permite acercarnos al objetivo de evitar enfermedades cardiacas que se producen durante la gestación”, explicó Paul Riley, primer autor del estudio e investigador en el departamento de fisiología de la Universidad de Oxford.

Solo en Reino Unido cada día nacen 12 bebés afectados por este tipo de enfermedades. Ese es el motivo por el que los científicos están interesados en entender mejor cómo se desarrolla el corazón y por qué aparecen fallos en su funcionamiento durante el embarazo.

Además, Riley ha dicho que también esperan aprender a reparar los daños que se producen el corazón después de los infartos. Una de las principales dificultades de hacerlo es que las nuevas células deben conectarse y sincronizarse con los latidos de los tejidos ya existentes, por lo que es fundamental averiguar cómo se activan los latidos.

En ese sentido, el equipo de Paul Riley descubrió el importante papel de una proteína, NCX1, en la generación de señales de calcio para activar los latidos.

Además, esta investigación ha descubierto algunas de las instrucciones que recibe el corazón y que pueden ayudar a transfomar células troncales (no diferenciadas, y por tanto potencialmente convertibles en casi cualquier otro tipo de célula) en células cardiacas. Esto podría servir en el futuro para reparar los efectos de losataques al corazón.

El corazón es el primer órgano en formarse durante el embarazo, y tiene un papel fundamental en el suministro de oxígeno y nutrientes al embrión. Por su importancia, se trata de un proceso muy similar entre todos los mamíferos, por lo que aprender sobre él en embriones de ratón en teoría también permite aprender sobre los embriones humanos.

con información de eLife

jcrh