CANADÁ,- Un estudio en Canadá refleja que los padres solteros son dos veces más propensos a tener problemas de salud mental y física en comparación con quienes tienen pareja. Además, los padres solos padecen el mismo nivel de estrés y tensiones que las madres solteras, lo que estaría asociado con los bajos ingresos y el desempleo, proponen los autores.

“Sabemos que la paternidad en soledad tiene efectos negativos en la salud de los hombres, pero pocos estudios se ocupan de esa población”, dijo la autora principal, Maria Chiu, de la Universidad de Toronto.

Los hogares de padres solteros son el 27 por ciento de las familias de Estados Unidos, el 25 por ciento de las familias de Reino Unido y el 16 por ciento de las familias de Canadá, publica el equipo de Chiu en Journal of Epidemiology and Community Health.

Los autores analizaron las respuestas de 1.058 padres solteros a las Encuestas Canadienses de Salud Comunitaria del período 2001-2013. El 12 por ciento de los padres y las madres solteros tenían un estado de salud entre malo y normal en una escala de cinco puntos entre “mala” y “excelente”.

Los padres solteros eran dos veces más propensos que los padres en pareja a percibir su salud física y mental como “mala/normal”.

“Los hogares de padres solteros son la forma familiar que más rápido está creciendo en Canadá”, dijo Terrance Wade, de la Universidad Brock, Ontario, y que no participó del estudio. En Canadá, la cantidad de padres solteros creció más rápido que la de madres solteras y son hasta el 21 por ciento de los hogares monoparentales, según publica el equipo de Chiu.

La mayoría de los padres solteros incluidos en el análisis tenían más de 45 años y habían estado casados. Uno de cada cinco ganaba menos de 30.000 dólares y el 15 por ciento no tenía empleo. Uno de cada cinco tenía dos o más enfermedades crónicas y uno de cada 10 tenía un trastorno del ánimo o la ansiedad.

A diferencia de las madres solteras, los padres también consumían menos frutas y verduras y tendían a tener sobrepeso y darse atracones con el alcohol. Tras considerar factores como la edad y la etnia, los padres solteros con problemas de salud física y mental eran más propensos a tener bajos ingresos, menos logros académicos y a no tener empleo.

Para los autores, los próximos estudios deberían analizar si la paternidad en soledad es una causa o una consecuencia de los problemas de salud. Además, deberían comparar a los padres solteros, con los que están en pareja y los que están ausentes, según explicó Andrew Howlett, del Hospital Mount Sinai, Toronto, y que no participó del estudio.

reuters/health/r3