ESTADOS UNIDOS.- Opportunity, el robot explorador de la NASA con 12 años ya en la superficie de Marte, tendrá una nueva misión: estudiará un surco generado hace mucho tiempo por algún fluido que podría incluir agua, algo nunca antes realizado en el planeta rojo.

Los surcos creados por fluidos en Marte fueron vistos desde su órbita en los setenta, pero ninguno había sido examinado de cerca antes en la superficie”, dijo el principal investigador del Opportunity, Steve Squyres, de la Universidad de Cornell. “Esperamos determinar si el fluido (que generó este surco) fue un flujo integrado por escombros lubricados con agua o un flujo sobre todo de agua y menos de otro material”.

Actualmente, el Opportunity está explorando la porción del Valle de Bitterroot del borde occidental del cráter Endeavour, una cuenca de 22 kilómetros de diámetro generada por el impacto de un meteorito hace miles de millones de años.

El Opportunity llegó al borde de este cráter en 2011 después de más de siete años de investigar una serie de cráteres más pequeños, en donde encontró evidencia de antigua agua ácida que humedeció las capas subterráneas y en ocasiones cubrió la superficie.

De acuerdo con la NASA, el surco elegido como el siguiente sitio de destino importante corta de oeste a este el borde a menos de un kilómetro al sur de la actual ubicación del vehículo explorador y tiene la longitud de dos campos de fútbol.

Por primera ocasión, el vehículo más antiguo sobre Marte visitará el interior del cráter Endeavour, de acuerdo con los planes más recientes de la misión ampliada dos años del Opportunity iniciada el 1 de octubre.

El objetivo es comparar las rocas del interior del cráter con el tipo de roca dominante examinadas por Opportunity en las planicies que exploró antes de llegar a Endeavour. El tercer objetivo científico principal de la nueva misión ampliada es encontrar y examinar rocas de una capa geológica existente antes del impacto que generó el cráter Endeavour.

El explorador Opportunity aterrizó en Marte en enero de 2004 para lo que sería una misión de tres meses, pero el vehículo ha funcionado en el planeta durante cerca de 12 años. La NASA dijo que la mayoría de los mecanismos siguen funcionando bien aunque los motores y otros componentes han superado por mucho su expectativa de vida.

jcrh