CIUDAD DE MÉXICO,-  Mielofibrosis, es un cáncer en la sangre grave y de muy difícil diagnóstico, entre los síntomas anemia, cansancio inexplicable súbita pérdida de peso, taquicardia luego de cualquier esfuerzo físico e inflamación en el estómago.

Esta enfermedad es poco conocida, pues solo afecta a cinco o siete personas por cada millón, pero se estima que en México podría ser más común de lo que se cree, señalaron la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer y la Fundación “Rebeca de Alba”.

Durante el foro “Entendiendo la mielofibrosis” en el Senado de la República, el jefe de Hematología del Hospital Ángeles del Pedregal, Rafael Hurtado Monroy, señaló que los primeros síntomas son “esas ganas de no hacer nada”, pues el paciente va perdiendo la capacidad y el deseo de levantarse.

Luego progresa con anemia, que requiere transfusiones de sangre, además de sufrir cansancio extremo, taquicardia por subir escaleras o caminar unos metros, perder el apetito debido a que el bazo se va inflamando y empuja el estómago, entre otros síntomas, explicó.

La señora Genoveva Martínez, quien padece mielofibrosis, señaló que los médicos tardaron dos años en saber qué enfermedad tenía, pues creían que se trataba de leucemia, cirrosis o un tumor, debido a la anemia, el estómago inflamado y que bajó de peso muy rápido. Después de consultar a media docena de especialistas de instituciones públicas y privadas, además de seguir distintos tratamientos, finalmente un hematólogo le dio el diagnóstico de mielofibrosis.

Por ello “la gente que sienta cansancio inexplicable y baje de peso de manera rápida, es mejor que acuda con un hematólogo, porque esos especialistas la pueden detectar más rápido que cualquier otro médico”, consideró la señora Genoveva Martínez. Ella mencionó que aunque su salud ha mejorado y el abultamiento en el estómago provocado por la inflamación del bazo ha disminuido, acude cada mes a hacerse estudios de monitoreo.

Expuso que el tratamiento es muy caro, pues las 60 pastillas que se toma por mes cuestan 90 mil pesos, las cuales costea con apoyo de la fundación “Rebeca de Alba” porque no están disponibles en el sistema de salud público.

El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Francisco Salvador López Brito, señaló que presentará un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de Salud y a los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) hacer un registro de las personas diagnosticadas con mielofibrosis.

Planteó además que se elaboren guías para detección, diagnóstico y tratamiento en los sistemas de salud públicos y capacitar a los especialistas, entre otros puntos.
r3