MÉXICO.- La contaminación del aire es un problema que requiere atenderse por diversas disciplinas para darle una solución integral, ya que según reportes genera daños de diversas índoles.

En México, según datos del INEGI, en 2004 se generaron pérdidas económicas por alrededor de 528 mil millones de pesos. Por otro lado, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), dicho problema causa aproximadamente 3.7 millones de muertes al año en el planeta.

Con este problema en mente, un equipo multidisciplinario de emprendedores mexicanos (agrónomos, administradores e ingenieros en electrónica), se dieron a la tarea de generar una empresa y patente a partir del desarrollo de un sistema inteligente para espacios públicos que absorbe gases contaminantes y purifica el aire a partir de microalgas.

El dispositivo mide la calidad del ambiente de las grandes ciudades y aporta en la predicción de contingencias ambientales para la toma de medidas preventivas. Entre sus funciones figura el absorber dióxido de carbono presente en el aire y lo hace pasar a través de un biofiltro que contiene microalgas. Posteriormente, el método para producir oxígeno imita el proceso natural de fotosíntesis, que es generado por medio de un sistema de iluminación LED.

Cabe señalar que para que dicho procedimiento se cumpla con éxito, el grupo de emprendedores creó una serie de algoritmos contenidos en una tarjeta programada que permiten la operación de captura de gases contaminantes y su degradación en tiempo real bajo las condiciones de ambiente presentes.

“Los dispositivos están diseñados para capturar de dos a tres toneladas de gases contaminantes al año, lo cual equivale a lo degradado por 79 árboles de eucalipto joven” enfatizó Paulina Bazán, cofundadora de la empresa denominada Biomitech.

Hoy en día, se cuenta con tres versiones del sistema, mismos que varían en sus componentes dependiendo el cliente objetivo, es decir, todos los mecanismos cumplen con la función de degradación de gases; sin embargo, existe la posibilidad de añadirles distintos elementos según su utilización pública o privada.

“Se le puede añadir Wi-Fi, así como sensores de calidad de aire para hacer modelos de predicción de contingencias ambientales e informar a la ciudadanía y gobierno cual es la calidad del ambiente y tomar medidas preventivas. Además del sensor de flujo de tráfico para generar reportes automatizados e indicar vías alternas y los paneles solares para que el sistema sea autosustentable” refirieron los creadores de Biourban, nombre del dispositivo.

El siguiente paso de Biomitech, es desarrollar este sistema en versiones más pequeñas, a fin de poder colocarlos en hogares, hoteles y oficinas.

con información de Biomitech

jcrh