GUADALAJARA,- En beneficio de más consumidores un grupo de biotecnólogos, bioquímicos e investigadores instan a la industria alimenticia a participar en la migración de productos fortificados de los “mercados nicho a los mercados masivos”, cuyo propósito es que los mexicanos tengan a su alcance alimentos con ingredientes o aditivos funcionales.

Miguel Ángel Navarro gerente operacional de Nupromic indicó a miembros de la Cámara de la Industria Alimenticia.  Insistió en la necesidad de que los industriales provean alimentos fortificados al alcance de todos, ya que por lo general, cuando estamos fuera de casa, “consumimos productos hipercalóricos sin valor nutricional, nos saciamos, pero no nos nutrimos”.

Por ello, resaltó la importancia de que se tenga en el mercado masivo productos que actualmente se encuentran en negocios especializados. “La idea es que la gente pueda adquirir estos alimentos, como las barras de granola fortificadas, en un súper o una tiendita”.

Miguel Ángel Navarro señaló que los alimentos fortificados son una tendencia mundial, pero lo que se necesita en México es que se lleven estos productos que contienen ingredientes funcionales a la leche, el pan, las tortillas, por ejemplo.

Ante este panorama mencionó que Nupromic, con sede en el estado de Colima, es el único productor mexicano de estos ingredientes. “Las empresas que venden estos aditivos los importan, nosotros los producimos en México para venderlos a un mercado masivo”, agregó.

Destacó que pretenden convertirse en un socio estratégico de las industrias del sector alimenticio que quieran lanzar estos productos con propiedades funcionales para el ser humano. “Tenemos seis ingredientes que cada uno tiene una función específica para el ser humano”.

Aclaró que se trata de ingredientes que dan un beneficio agregado, no sustituyen a las vitaminas ni a los minerales, ni a las medicinas, sino que se pueden convertir en un apoyo esencial para algunas funciones del organismo, ya que actúan de forma proactiva con propiedades positivas para la salud.

Recordó que tras detectar el serio problema que tienen las personas con la alimentación, aunado a la vida sedentaria y el estrés, es importante tener al alcance alimentos fortificados que sirvan de balance para la salud física y mental de las personas, y sobre todo, sin efectos secundarios.

“Nosotros detectamos en el mercado la necesidad de producir estos ingredientes que llamamos de nueva generación porque su desarrollo es más moderno que las vitaminas y los minerales, que fue el descubrimiento de principios del siglo pasado”, refirió.

Navarro, egresado del Tecnológico de Monterrey, puntualizó que lo que proponen a los industriales del sector alimenticio son ingredientes avanzados porque su desarrollo no tiene más de 30 años de estudio y que está comprobado que tienen propiedades positivas para la salud humana.

r3