LONDRES, INGLATERRA.- Várices, hemorroides, dolor de espalda y problemas en las articulaciones son algunas condiciones que normalmente veríamos en ancianos, y no en jóvenes entre 20 y 30 años. ¿La razón de esto? el tiempo que pasan sentados dedicándolo a la tecnología.

Esto de acuerdo a Bupa, una firma británica que analizó los datos de más de 60 mil procedimientos médicos de 2015 y encontró que ciertos tratamientos que tradicionalmente se aplicaban antes a las personas mayores, son cada vez más indicados a los jóvenes.

Hoy en día, la extirpación de las hemorroides y de las várices fueron los procedimientos más frecuentes en la categoría de enfermedades circulatorias, tanto para las personas de 26 a 35 años como para las de 36 a 45 años.

En una encuesta reciente de la British Chiropractic Association (BCA) se halló que entre los jóvenes de 16 a 24 años, el 45 por ciento dijo que vivía con dolor de espalda o de cuello, comparado con el 28 por ciento de los jóvenes que manifestaron esa molestia en el año anterior.

Los expertos han advertido en repetidas ocasiones que los teléfonos inteligentes y otros dispositivos han llevado a un aumento en el número de personas que experimentan dolor de espalda y cuello. Hay varios estudios que prueban que realmente los dispositivos dañan la vista y producen varias complicaciones como estrés, ansiedad, artritis, insomnio, cefaleas, etc.

Pero todo no termina allí. La cantidad de personas de los países desarrollados que actualmente disponen de televisión, computadora y automóvil, podría explicar también el incremento en las tasas de obesidad y de diabetes tipo 2 en esos países, según sugiere un estudio de 2014 de la Universidad Simon Fraser de Vancouver, Columbia Británica..

Los investigadores analizaron los datos de más de 150 mil adultos en casi 110 mil hogares de 17 países. Y se comprobó el impacto negativo que el estilo de vida moderno tiene en la gente.

jcrh