ESTADOS UNIDOS.- El Presidente estadounidense Barack Obama ha asegurado este martes que ve posible enviar misiones tripuladas a Marte en un plazo menor de 15 años. Asegura que trabajará con empresas privadas para “construir nuevos hábitats que puedan albergar y transportar astronautas en misiones de larga duración al espacio profundo”.

Ante el creciente interés que desde hace tiempo ha generado el planeta rojo, grupos de científicos se han dado a la tarea de buscar el lugar idóneo para la edificación de la primera colonia humana en Marte. Entre los lugares propuestos, el que destaca es la región Deuteronilus Mensae, en el hemisferio norte, ya que contiene grandes yacimientos de hielo de agua.

“Hay un hielo de agua puro bajo esta capa fina de polvo marciano. Es el lugar más interesante para los estudios”, declaró Jim Head de la Universidad de Brown. El científico consideró que sería más fácil, para los primeros colonizadores, no traer el agua consigo y extraerla del planeta.

Uno de los obstáculos para la extracción del hielo en Marte será los detritos que habrá que limpiar para alcanzar los yacimientos del líquido. Sin embargo, este material puede ser utilizado para construir los refugios que protegerán a los colonizadores de la radiación en la superficie del planeta.

El experto recordó que cuando los científicos van a la Antártida, no suelen llevar el agua consigo sino usar la de las entrañas del continente, y además lo estudian, lo mismo se puede hacer en en Marte.

En la región de Deuteronilus se puede realizar los estudios científicos ya que en el lugar hay muchas muestras de corteza cuya edad se remonta a la época más antigua de la historia marciana, a más de 4.000 millones de años. La colección y el análisis de estas muestras pueden ayudar a enterarse de cómo se veía la superficie del planeta en los tiempos prehistóricos.

El radio de la región determinada por los científicos es de 100 kilómetros y está ubicado entre las regiones Utopia Planitia y Chryse Planitia.

Las agencias espaciales principales del mundo declararon en numerosas ocasiones que tienen en su agenda el enviar la misión tripulada a Marte. La NASA planea enviar sus astronautas para el año 2030, mientras la empresa norteamericana SpaceX contempla enviar una misión para el más cercano 2024. China, por su parte, tampoco descarta entrar en la llamada “carrera marciana”.

jcrh