ESTADOS UNIDOS,- Maki Inoue-Choi autora de un artículo publicado en JAMA Internal Medicine establece que no existe ningún nivel seguro de exposición al humo del tabaco. El riesgo de padecer una muerte prematura, de acuerdo a investigadores estadounidenses aseguran que no importa la regularidad ni cantidad que se fume, hacerlo aumenta un 64 por ciento el riesgo.

Nuestros hallazgos indican que fumar incluso un número reducido de cigarrillos al día tiene efectos substancialmente negativos para la salud y refuerza las evidencias de que la cesación tabáquica beneficia a todos los fumadores, independientemente de cuántos cigarrillos consuman”.

De acuerdo con ABC, la investigación se realizó en el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos y en la misma se analizaron historiales médicos de 290,215 adultos que habían respondido a una encuesta, realizada en 2004-2005, por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y en la que, entre otros temas, se les preguntó sobre sus hábitos tabáquico en las diferentes etapas de su vida.

El 38.4 por ciento señaló que nunca habían fumado el 53.9 por ciento indicó que eran ex fumadores y el 7.7 por ciento aún seguían fumando. Los resultados indicaron que en comparación con aquellos que nunca habían fumado, las personas que habían consumido en promedio menos de un cigarrillo al día, durante toda su vida, tuvieron un riesgo hasta de un 64 por ciento mayor de morir de forma prematura.

Un riesgo que en el caso de los que habían fumado entre uno y 10 cigarrillos diarios fue hasta un 87 por ciento superior.

La principal causa por la cual fallecieron, quienes fumaban, no importando la cantidad ni la periodicidad, fue el cáncer de pulmón.

“Los resultados también demostraron que el consumo mínimo de tabaco se asoció a un riesgo mucho mayor de fallecimiento por un problema respiratorio o por una enfermedad cardiovascular”, agregó Inoue-Choi.

De acuerdo con la especialista, “el riesgo de muerte prematura en los ex fumadores, fue a muy inferior al de los que seguían fumando”. Por lo que resaltó que esto es una evidencia que viene a reforzar la idea de que nunca es tarde para dejar de fumar.
r3