GUADALAJARA,- Debido a las exigencias sociales que enfrenta la mujer contemporánea como casarse, ser buena madre y esposa, terminar una carrera profesional, aportar dinero al hogar vulneran la salud mental de la mujer, predisponiéndolas a cuadros depresivos y ansiosos a lo largo de la vida.

Para Nohemí Juárez Moreno médico psiquiatra del Centro Comunitario de Salud Mental del IMSS-Jalisco, explicó que la presente generación de mujeres enfrenta muchas más exigencias que la de sus ancestros.

Indicó que debido a esta situación es frecuente la atención psiquiátrica para este sector poblacional. “Estamos hablando de que por cada cuatro varones hospitalizados en psiquiatría hay seis mujeres”, dijo.

Añadió que este fenómeno estuvo casi a la par hace unos cinco años, “pero por cuestiones sociales y económicas muy curiosas que pudimos observar aquí nos dimos cuenta de que la hospitalización de mujeres puede incluso representar el triple que en los hombres”, advirtió.

Apenas un par de décadas atrás, el rol del sexo femenino se basaba en la formación de una familia y en la atención de los problemas domésticos, continuó la experta. Pero a partir de la década de 1990 “la mujer tiene que cumplir expectativas más complicadas que han aumentado su estrés”.

Detalló que además de formar adecuadamente una familia propia y de tener preparación académica remunerada en un trabajo exitoso, a la mujer también se le exige cumplir con ciertos cánones de belleza, por lo cual debe hacer todo lo posible para mantenerse en condiciones físicas óptimas para decirse que es una mujer exitosa.

“Tenemos tantos papeles por cumplir que si en determinado momento no podemos llevarlos a cabo comienza la culpa: sentirse inadecuada, menos valiosa, lo que a la postre ocasiona trastornos depresivos o ansiosos, sin tomar en cuenta el papel que juegan en el organismo las hormonas femeninas”, explicó.

Resaltó que los cambios en el rol femenino no sólo han afectado a las mujeres, ya que aquellos varones que se sienten de alguna manera “abandonados” o “descuidados” por sus esposas experimentan baja autoestima, que los hace acudir a servicios psiquiátricos.

Ante estos fenómenos, recomendó tener en cuenta que la vida se compone de diversos aspectos en los que se incluyen familia, trabajo, educación y esparcimiento. Recomendó que al notar anomalías en cualquiera de ellos, acompañado por depresión o ansiedad, es recomendable acercarse a un experto en salud mental a recibir tratamiento oportuno.

r3