CIUDAD DE MÉXICO.- A partir de la nueva Constitución, la Ciudad de México habrá de garantizar el desarrollo de la investigación científica, tecnológica y de innovación, así como una partida no menor a 2.0 por ciento del presupuesto.

Se considera indispensable que las autoridades deberán buscar la vinculación con los sectores productivos y privados, así como apoyar la enseñanza de la ciencia y la tecnología desde la educación básica.

Un comunicado del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) refiere que los legisladores votaron por una partida para el desarrollo de la ciencia y la tecnología que no podrá ser menor a 2.0 por ciento del presupuesto de la ciudad, alrededor de 20 mil millones de pesos al año.

En el artículo 13 y apartado C se destaca el acceso al desarrollo científico y tecnológico como un derecho universal por lo que el gobierno de la Ciudad de México asegurará el libre acceso, uso y desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación.

Asimismo, y en lo aprobado el cinco de enero, garantizará la preservación, rescate y desarrollo de técnicas y prácticas tradicionales y originarias en la medicina y en la protección, restauración y buen uso de los recursos naturales y el cuidado del medio ambiente.

Además, en el Plan General de Desarrollo de la Ciudad de México se elaborará un Programa de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación por parte del Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva, también incorporado en la Constitución.
r3