CIUDAD DE MÉXICO.-  Para evaluar el impacto de la radiación solar simulada a nivel molecular con el uso de espectrocospía Raman, un físico zacatecano trabaja en el diseño de un modelo 3D in vitro de piel. El proyecto creado por Ulises López González, becario del Conacyt, es desarrollado en el Nanolab del Instituto de Caracterización Óptica y Espectroscopía (FOCAS), del Instituto Tecnológico de Dublín, Irlanda.

El objetivo de este proyecto es tener un mejor entendimiento del proceso y factores de riesgo asociados al daño ocasionado por la radiación ultravioleta o daño solar, cuya manifestación va desde una simple mancha hasta el desarrollo de tumores o cáncer de piel, apuntó.

En entrevista para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), López González refirió que la idea es desarrollar estos modelos para entender la función de la piel en sus diferentes capas a nivel celular y molecular.

Explicó que los cambios en estas funciones podrán ser entonces entendidos con el monitoreo de las transformaciones en la composición molecular y morfológica como resultado de la irradiación.

“El proyecto tiene como reto entender los efectos de la radiación solar sobre la integridad de la piel y sus funciones como barrera contra el ambiente externo. Los resultados obtenidos tendrán múltiples aplicaciones, ya que conciernen al Sector Salud, así como a las industrias de cosméticos y farmacéutica”, afirmó.

López González adelantó que esta idea se encuentra en la primera etapa de desarrollo y estima su finalización en 2020.

Agregó que por ahora se encuentra en la búsqueda de las técnicas más eficientes para el uso y cultivo de las células y la colaboración en un artículo que aborda las diferencias entre utilizar modelos de tejido en segunda (2D) y tercera dimensión (3D).

El maestro en espectroscopía química avanzada relató que para el diseño del modelo en 3D utiliza un tipo de gel que asemeja una matriz extracelular, donde las células pueden crecer en 3D, mientras que el colágeno es utilizado para crecer células y estudiar los modelos en 2D.

“Algunos autores han encontrado que el comportamiento de las células que crecen en un ambiente con un gel que funcione como matriz extracelular difiere considerablemente de las células que son cultivadas en sustratos 2D, teniendo así una diferente respuesta en el metabolismo de éstas”, sostuvo.

Sin embargo, consideró que aún hace falta continuar en la investigación para un mejor entendimiento de los modelos 3D y sus aplicaciones.
r3