MÉXICO.- Llegará un momento en el que las máquinas superarán la inteligencia de los humanos y estos deberán contar con un sistema de prevención para poder interrumpirlas. Puede parecer un escenario de cinta de ciencia ficción, pero la realidad es que esto puede llegar a ser una realidad.

Con esto en mente, es que surge Deep Mind, una start-up de Google, ha desarrollado un mecanismo que puede interrumpir toda la inteligencia de sus sistemas en caso de emergencia. En la confección de este “botón rojo”, también ha estado involucrado el Instituto para el Futuro de la Humanidad (FHI, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Oxford.

Los desarrolladores se han asegurado de que las máquinas no puedan aprender a prevenir, impedir o provocar estas interrupciones de emergencia. De igual forma, sostienen que han creado un “marco de trabajo que permite al operador humano interrumpir de forma segura (e incluso de forma repetida)” determinados tipos de inteligencia artificial.

Esta forma de interrupción segura puede ser muy útil para tomar el control de un robot que se está comportando mal y que puede llevar a consecuencias irreversibles; también para que supere una situación delicada o realice una tarea para la que no había aprendido a comportarse”, reflexionan los expertos.

“Pero no está claro si todos los algoritmos pueden ser fácilmente interrumpibles”, admiten.

La investigación hace referencia a un tipo muy específico de inteligencia artificial conocida como de aprendizaje reforzado, que combina variables para determinar de forma automática —sin necesidad de un ajuste específico— su comportamiento “ideal”.

Expertos en la materia, han indicado que hay un 90% de posibilidades de que entre 2075 y 2090 haya máquinas tan inteligentes como los humanos.

jcrh