CHIHUAHUA,- Piden evitar exposición a cambios bruscos para prevenir infecciones respiratorias o gastrointestinales así como extremar medidas de higiene, tanto personales como al preparar alimentos recomiendan el IMSS en Chihuahua.

El coordinador auxiliar de Salud Pública del IMSS Chihuahua, Ismael Rodríguez Chávez, dijo que la prevalencia de humedad en la mayor parte del estado facilita que proliferen los virus y aumenta el riesgo de contraer gripe o catarro común (rinofaringitis).

Añadió que la presencia de bacterias y parásitos eleva la incidencia de contraer enfermedades en el aparato digestivo y desarrollar gastroenteritis o salmonelosis, entre otras, por la contaminación del agua y la escasa o nula higiene al cocinar.

El especialista del IMSS explicó que la fiebre mayor a 38 grados, malestar general, afección en la garganta y secreción nasal, son síntomas de infección en vías respiratorias. El médico chihuahuense anotó que vómito, diarrea, falta de apetito, dolor muscular y fatiga indican un padecimiento gastrointestinal.

Ante cualquiera de estas situaciones, Rodríguez Chávez subrayó la importancia de no automedicarse para evitar complicaciones en la salud y acudir de inmediato con el médico familiar o Servicio de Urgencias de los hospitales generales del IMSS.

Destacó que en el caso de las infecciones en vías respiratorias, éstas pueden evolucionar a faringoamigdalitis, rinosinusitis y otitis media, hasta llegar a un cuadro más grave como la neumonía o bronconeumonía.

Refirió que los niños menores de tres años y los adultos mayores son más vulnerables a contraer estas infecciones.

No obstante, resaltó que por la contingencia provocada por los fenómenos naturales la población general podría padecer un cuadro de infección gastrointestinal o en vías respiratorias, por lo que es preciso adoptar las medidas preventivas.

También recomendó la limpieza frecuente de manos, lavar y desinfectar frutas y verduras, consumir lácteos pasteurizados y de preferencia alimentos enlatados, evitar comer en vía pública.

Alertó que si estos males no son atendidos pueden agravarse, de ahí la importancia de acudir a su Unidad de Medicina Familiar.

Puntualizó que el Instituto Mexicano del Seguro Social cuenta con los especialistas, personal de salud, insumos, infraestructura y equipamiento necesario para atender a la población ante la contingencia provocada por las intensas lluvias.