CIUDAD DE MÉXICO,-  Con el uso de nanopartículas de plata curan enfermedades como moquillo canino, mastitis bovina y neumonía en crías de ganado, logro de un grupo de científicos de la Red Internacional de Bionanotecnología (Bionn). Los especialistas comprobaron que el suministro vía oral tiene resultados exitosos contra ciertas enfermedades.

Mediante un trabajo conjunto con veterinarios, los científicos lograron conocer los efectos antivirales, antimicrobianos y fungicidas de las nanopartículas de plata, así como las etapas adecuadas para su aplicación y el tiempo de recuperación.

En el caso del virus del moquillo canino, los especialistas curaron a 90 por ciento de los animales a los que les aplicaron las nanopartículas de plata, apuntó la responsable técnico de la Red, Nina Bogdanchikova.

El tratamiento tuvo una duración promedio de una semana, donde el animal las recibió en el alimento, explicó la investigadora del Centro de Nanociencias y Nanotecnología (Cnyn) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Ensenada.

Bogdanchikova refirió que el nivel de avance de la enfermedad fue esencial para que los perros se recuperaran, ya que si sanaron con el virus en sus diferentes etapas, la reparación fue más lenta en aquellos en los que el sistema inmunológico estaba afectado.

“Si el virus ya se encontraba en un estado muy avanzado, aplicábamos una segunda semana y en algunos casos aumentamos la dosis, ya que en algunos perros el sistema inmunológico está tan débil que mejoran más lento”, detalló.

Tras seis años de iniciar los primeros estudios del virus del moquillo, la Red Internacional de Bionanotecnología ya cuenta con una solicitud de patente, mientras siguen los experimentos en tres clínicas veterinarias de Baja California.

Además, los especialistas obtuvieron resultados favorables con las nanopartículas de plata en la mastitis bovina, un padecimiento inducido por un hongo que radia en la ubre de la vaca cuando se encuentra en el periodo lactancia.

La científica explicó que durante la investigación observaron que el tiempo de curación con las nanopartículas es más rápido que con los antibióticos comerciales y no produce efectos secundarios.

Otra de las aplicaciones de las nanopartículas es para tratar la neumonía en becerros, la cual se presenta cuando las crías de vacas dejan de recibir leche materna, por lo que sufren enfermedades gastrointestinales por las bacterias presentes en la comida.

Estas afecciones pueden llegar a menguar el sistema inmunológico de los becerros, que al conjugarse con la temporada de invierno, es factible que contraigan neumonía.

Durante esta etapa, el grupo de investigación encontró que, al aplicar las nanopartículas en el agua que toman los becerros, es posible prevenir la neumonía.

Uno de los fines de los proyectos que realizan los miembros de la Red es que el desarrollo de los hallazgos científicos se conviertan en productos viables para comercializarse.

r3