Un inmenso iceberg, que se espera sea uno de los mayores registrados con un área casi del tamaño de la isla caribeña de Trinidad y Tobago, se desprenderá de la Antártida, dijeron científicos.

Una grieta, que se extiende lentamente por la barrera de hielo Larsen C en la península antártica desde hace unos años, aumentó de tamaño abruptamente el mes pasado, creciendo en unos 18 kilómetros. Tiene ahora más de 80 kilómetros de largo y solo faltan 20 kilómetros para que se rompa, añadieron.

“La barrera de hielo Larsen C en la Antártida se prepara para desprender un área de más de 5 mil kilómetros cuadrados tras el sustancial crecimiento de la grieta”, informaron científicos del Proyecto Midas de la Universidad de Swansea en Gales en un comunicado.

El iceberg “cambiará básicamente el paisaje de la península antártica” y podría presagiar un mayor rompimiento de la plataforma de hielo Larsen C, añadieron. Las barreras de hielo son áreas de hielo flotante en el mar, de varios metros de grosor, al  final de los glaciares.

Científicos temen que la pérdida de barreras alrededor del continente helado hará que los glaciares se deslicen más rápido hacia el mar en medio de un aumento de las temperaturas por el calentamiento global, elevando los niveles del océano. Varias barreras de hielo se han agrietado alrededor de zonas del norte de la Antártida en los últimos años, incluyendo la plataforma Larsen B que se desintegró en el 2002. Andrew Fleming, del British Antarctic Survey dijo que el hielo se estaba derritiendo por aire caliente en la superficie y aguas más cálidas abajo del hielo.

952

aegm.