TIJUANA,-  Durante una reunión de médicos de Tijuana, el director Científico del Instituto Cardiovascular de Guadalajara, Manuel Duarte Vega considera que Baja California es una de las zonas con mayor prevalencia de diabetes.

Para México la diabetes tipo 2 representa alrededor del 15 por ciento de la población adulta, de los cuales el 80 por ciento de los pacientes nunca están debidamente controlados, colocándose como la primera causa de amputación y neuropatía, dijo.

Durante la sesión semanal del Colegio de Medicina General de Tijuana (Comegeti), que preside Yesenia Espinoza, Duarte Vega, ofreció un taller sobre sobre tres tópicos: la Diarrea Inducida por Antibióticos, el Dolor Bajo de Espalda y Neuropatía Diabética.

El especialista indicó que los temas fueron seleccionados de encuestas desarrolladas previamente sobre los temas que los grupos de médicos generales consideran como frecuentes y poco abordados en los cursos de capacitación y educación.

Y dada la alta prevalencia de diabetes tipo 2 en Baja California, puntualizó que es importante el acercar este tipo de talleres a los médicos de primer contacto, pues el diagnosticar de manera oportuna la neuropatía diabética se puede evitar la amputación.

En cuanto al Dolor Bajo de Espalda, precisó que aparece habitualmente en gente de 20 y 40 años en un promedio del 30 por ciento.

Al ser un grupo etario activo económicamente, dijo, es un tema importante pues se da con frecuencia y causa un conflicto entre el médico y el paciente. Señaló que el paciente refiere que le duele y el médico no encuentra ningún cambio físico que justifique el problema, por lo que podría pensarse que sólo quiere incapacitarse.

Sobre la Diarrea Inducida por Antibióticos comentó que es un tema que sucede comúnmente en pacientes a los que se les prescribió un antibiótico para la tos, gripa u otras cosas, lo que les causa una diarrea que aparece en niños o en adultos en 25 por ciento.

“En el taller se les expuso un caso clínico de alguno de los temas, a grupos pequeños de entre cinco y 10 personas”, dijo y agregó que revisaron el caso clínico, evaluaron el panorama, hicieron el diagnóstico.

Entonces, “a través de la literatura médica que les aportamos entendieron el por qué de su diagnóstico para fundamentarlo en una revisión académica; finalmente dieron su resumen y explicaron el tratamiento que ofrecerían a los pacientes” explicó.

r3