GUADALAJARA,-  Además de generar daños en articulaciones, en casos extremos puede afectar órganos vitales es urgente la detección oportuna de la artritis reumatoide apunta el especialista del IMSS, Mario Salazar Páramo. Ante dolor o inflamación en las articulaciones se debe acudir a recibir atención médica y el especialista debe detectar la artritis, de manera oportuna.

El médico reumatólogo y titular de Investigación en Salud en el Hospital de Especialidades, del IMSS en Jalisco, insistió que en casos avanzados o sin tratamiento adecuado la artritis puede generar afectaciones en órganos vitales. “La membrana sinovial es la que recubre a las articulaciones pero su deterioro también puede repercutir en órganos como pulmón, ojos y corazón”, advirtió el experto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

De manera paralela, señaló que el recurrir a la automedicación para paliar los dolores y las molestias propias de la artritis puede desencadenar daño hepático, gástrico y renal por el uso indiscriminado y excesivo de algunos fármacos.

El médico del Seguro Social indicó que existen por lo menos 100 enfermedades que afectan las articulaciones, siendo la artritis reumatoide la patología considerada como prototipo. Se trata de un padecimiento que si bien es más común en las mujeres, puede también afectar a varones y a personas jóvenes, e incluso niños y adolescentes, explicó.

Añadió que se estima que esta enfermedad está presente en el uno por ciento de la población en general, prioritariamente en mujeres de entre 20 y 40 años de edad.

Los síntomas de la artritis reumatoide incluyen dolor constante, rigidez, procesos inflamatorios de pequeñas y grandes articulaciones, incluidas manos y rodillas que pueden derivar incluso en malformaciones.

Tan sólo en el Servicio de Reumatología del Hospital de Especialidades se atienden hasta 75 pacientes semanalmente con artritis reumatoide de forma subsecuente, para un promedio de 300 por mes. Para un diagnóstico temprano dijo, se cuenta con alternativas como diversos estudios entre ellos uno de laboratorio en donde se puede advertir la presencia de marcadores genéticos como los anticuerpos CCP.

Entre los factores detonadores de la enfermedad se encuentra el desgaste natural de la articulación, la generación de anticuerpos de colágena, producción anormal de estrógenos en las mujeres, traumatismos y fracturas previos, además del aspecto genético.

Algunos otros aspectos se han asociado a la artritis reumatoide, tales como el tabaquismo y el sedentarismo, agregó el especialista del IMSS Jalisco.

r3