REYNOSA,-  La práctica de amamantar a los bebés puede ayudar a reducir las estadísticas relacionadas con el cáncer de mama, por ello especialistas exhortan a las mujeres a reforzar las medidas de autocuidado, realizarse estudios, entre otros factores.

Gabriel Rosado Triay director del Hospital Materno Infantil, dijo que se realizan campañas encaminadas a exhortar a las féminas a realizarse revisiones periódicas y a partir de los 40 años practicarse mamografías.

El galeno indicó que, además del autocuidado, tocarse y realizarse mamografías, recomiendan a las mujeres que son madres a amamantar a sus recién nacidos, luego de considerar que disminuye la incidencia de cáncer de mama y ovarios. Rosado Triay destacó que el acto de amantar a los recién nacidos no se limita a un proceso de alimentación, sino que vas más allá y arroja beneficios tanto para la madre como para el hijo.

Revelo que los estudios de mamografía se concentran en su mayoría en las mujeres de 40 a 69 años de edad, aunque también se practican desde los 20 hasta más de 70 años, a fin de detectar cualquier anomalía en las mamas que pudiera indicar la presencia de cáncer.

Gabriel Rosado llamó a todas las mujeres a reconocer los signos de alarma como pueden ser alguna bolita, dolor intenso, cambio en la coloración de la mama o retracción del pezón y advirtió que en caso de detectar alguna irregularidad, deben acudir inmediatamente al médico.

“La mejor recomendación es la autoexploración de las mamas, que se puede realizar de una manera muy fácil y sencilla”, apuntó.

r3